Fely Campo, elegancia en estado puero

“Lo que quiero transmitir a través de mis vestidos es un sentimiento y una pasión por lo que es mi oficio y mi profesión: la moda, la manipulación de los tejidos, su tacto, su volumen y su comportamiento cuando trabajas con ellos, los mezclas y les das forma, para finalmente cobrar vida cuando una mujer se pone un vestido, camina con él, se mueve en él, se siente con él, respira con él, vive con él, esto es algo mágico.”

 

Fely Campo.

Una infancia entre recortes de papel para vestir sus dibujos, alumbraba una pasión temprana por la moda.

Lo que empezó como un juego común, fue, poco a poco, convirtiéndose en una obsesión para dar volumen a sus ideas en forma de tejidos para vestir el cuerpo de la mujer.

En 1994 abre su primera tienda en el 2003 da el salto internacional presentando sus colecciones en el Salón de la moda de Who’s París. A partir de ese momentoempieza a exponer en los mejores salones de moda de Madrid y Barcelona lo que le abre las puertas de los mercados en Reino Unido e Italia donde tiene dos showrooms permanentes.

Fely Campo, está especializada en el diseño de vestidos de fiesta, cóctel y ceremonia, así como vestidos de novia.

Sus colecciones se crean íntegramente España, concretamente en Salamanca.

Esta diseñadora Salmantina mantiene el perfecto equilibrio entre el acabado preciso y un saber hacer artesanal, seleccionando y comprobando cada último detalle de sus creaciones hasta que llegan al cliente.

Una mezcla entre femineidad, seriedad y austeridad, dan forma a diseños siempre elegantes.

Todas estas características sin duda son reflejo de su tierra, donde se ha formado como diseñadora y como mujer.

La piedra, la sierra, la pureza de las líneas del paisaje salmantino, su clima y la personalidad de sus habitantes, han influído sin duda, la trayectoria de esta diseñadora que nunca se separa de sus raíces.

Perfeccionista y amante de su profesión, cuida especialmente los tejidos, viviendo cada material para, finalmente dar forma a sus creaciones. Cada tejido personalmente seleccionado por la diseñadora se adapta perfectamente a los volúmenes, formas y espacios que se convierten en una prenda adaptada a una mujer siempre en constante evolución como la propia diseñadora.

Su última colección destila un inmejorable savoir faire, impregnado en modernidad y vanguardia.

Los diseños se adaptan perfectamente al cuerpo de la mujer pero, al mismo tiempo, se mueven con identidad propia.

Los volúmenes y los largos consiguen una simbiosis perfecta que les confiere un estilo muy particular.

Sin duda, una magnífica colección cargada de valores profundos, materias de gran valor y “elegancia entre costuras”.

Mar Barbero de Zubillaga