30 de June del 2016

ABANICATE

Desde los antiguos flabelos egipcios ( abanicos fabricados con plumas de avestruz para refrescar a los príncipes) hasta los modelos actuales existen un sinfín de variedades que han recorrido los siglos y los continentes con su vistosidad y colorido. De Oriente a Occidente surgen todo tipo de formas desde  las “pai-pai”, con mago rígido y en forma de hoja o disco que proceden de los países orientales hasta  las plegables que incorporan varias varillas que despliegan un arco de 180º y que en la parte superior pueden llevar tela, plumas, papel o pergamino.

 En España se conocieron cuando Moctezuma regaló a Hernán Cortés seis abanicos de plumas de queztal que éste envió al Emperador Carlos V para que los luciera en la Corte. Pero no fue hasta la época isabelina cuando los abanicos alcanzaron todo su esplendor e incluso, los modelos que lucía la reina, adquirieron el nombre de isabelinos.

Mar Barbero de Zubillaga

 

ABANICOS DE VANGUARDIA

 

Lo que comenzó siendo de uso exclusivo de príncipes y monarcas fue convirtiéndose poco a poco en accesorio imprescindible capaz  de sobrevivir al paso de los años sin perder un ápice de actualidad. Diseño, funcionalidad, diversión y atrevimiento se dan cita en los en los modelos de esta temporada, Aunque conservan reminiscencias de sus orígenes, incorporan dibujos y formas vanguardistas, colores atrevidos, troquelados dignos de los mejores orfebres y tamaños y formas que les hacen aptos para cualquier ocasión. Marfil, nácar, carey natural y hueso dan paso a materiales más funcionales como la madera de peral barnizada, el plástico, el bambú o la concha artificial. Las sedas y antiguos papiros se convierten en telas rústicas, fibras vegetales y papel reciclado para recibir modernistas dibujos pintados a mano, impresiones mecánicas o llamativos grafismos. Para mayor comodidad o para evitar que se pierdan existen también  cordones, cadenas o enganches especiales.

Los varones también pueden disfrutar de sus ventajas aunque con modelos más pequeños.

LENGUAJE DEL ABANICO

 

-Cubrirse el rostro con él “Déjame, no me interesas”

-Acariciar diferentes objetos “Estoy pensando si me convienes”

-Tocarse la mejilla con el abanico cerrado “ Estoy enfadada contigo”

-Sujetarlo cerrado con las dos manos “Tenemos que hablar a solas”

-Abanicarse muy despacio “No me interesas”

-Hacerlo muy deprisa “ Te amo apasionadamente”

-El abanico cerrado hacia abajo y en la mano izquierda “Ya estoy comprometida”

-En la mano derecha “Busco pareja”

-Dejarlo caer al suelo “Soy tuya para siempre”

Apoyar el abanico cerrado sobre el pecho “Te quiero, pero me haces sufrir”

-Poner los labios en la parte superior “No me fío de ti”

-Pasar el dedo por las varillas del abanico “Quiero hablar contigo”

-Cubrirse  parte del rostro con él”Cuidado, nos miran”

-Levantarse el cabello de la frente con él “No te olvides de mí”

-Golpearse la palma de la mano con el abanico cerrado ¡Ámame!

 

CURIOSIDADES

 

-El pintor expresionista Kokoschka estuvo enviando a su enamorada, durante dos años, abanicos pintados por él y a los que denominó “cartas de amor en imágenes”.

-En el taoísmo chino el abanico era considerado como símbolo de vuelo hacia la inmortalidad.

-Algunos autores sitúan el origen del abanico en la India voluptuosa cuna de las Mil y una noches.

-Las damiselas del SXVIII denominaron a los abanico como “Biombos manuales del pudor”

-En la época romántica las damas se valían del abanico para coquetear con sus pretendientes.

 

INCONDICIONALES DEL ABANICO

 

-Lucrecia Borgia- Sentía predilección por ellos tal y como prueba el inventario que se hizo  de tras su muerte y en el que aparecían un sinfín de ellos.

-Sisí, Emperatriz Austro-húngara- Lucía espectaculares abanicos en todas sus fiestas realizados en Viena

 -La Reina Luisa de Suecia, fundó en 1774 la Orden del Abanico para las damas de su corte.

-Eugenia de Montijo- Poseía una magnifica colección realizada en marfil, nácar y concha con adornados de plumas o encajes.

-Catalina II, Emperatriz rusa  los puso de moda en su país a pesar de su duro clima.

-Francisca Velázquez, hija del genial pintor  fue la modelo de su obra La Dama del Abanico.

-Isabel II de España era la propietaria de uno de los abanicos más caros del mundo realizado en oro con esmaltes y piedras preciosas.

-La reina Victoria de Inglaterra se hizo retratar con toda su familia en un abanico.

 

Agatha Ruiz de la Prada, George Rech y Gloria Ortiz han lanzado unas colecciones muy coloridas y originales que son el complemento ideal para los vestidos largos, camisas, faldas y pantalones de Surkana así como para los bañadores y bikinis de Guillermina Baeza