El Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes condena las agresiones del pasado sábado e impulsará un `Plan integral contra los delitos de odio´

San Sebastián de los Reyes, 10 de marzo de 2016.- El alcalde de San Sebastián de los Reyes, Narciso Romero, abrió ayer miércoles, 9 de marzo, la sesión del `Observatorio Municipal contra la Xenofobia y el Racismo´ lamentando y condenando las agresiones sucedidas el pasado sábado 5 de marzo, cuando varios integrantes de un grupo de neonazis apuñalaron en San Sebastián de los Reyes a dos vecinos de Alcobendas.

Narciso Romero, que en el pasado también fuera víctima de amenazas de muerte por parte de radicales de extrema derecha a través de las redes sociales, ha expresado su solidaridad con las víctimas y se ha reafirmado en la importancia de realizar un trabajo diario con los distintos colectivos y cuerpos de policía y seguridad para la prevención y la erradicación de estos delitos de odio.

Por su parte, el presidente del `Movimiento contra la Intolerancia´ y miembro además del `Observatorio Municipal contra la Xenofobia y el Racismo´ de San Sebastián de los Reyes, Esteban Ibarra, ha subrayado la gravedad de los hechos acaecidos y ha llamado también a la “solidaridad con las víctimas y con las familias de las víctimas”.

Esteban Ibarra también ha dado cuenta de la detención de 16 integrantes de un grupo neonazi acusados de la comisión de 40 delitos de odio con una importante incautación de armamento. No obstante, el presidente del Movimiento contra la Intolerancia ha advertido de la importancia de que en un Estado de Derecho democrático se respeten las decisiones y el ritmo de trabajo del resto de las instituciones, como es el caso del Poder Judicial o el Ministerio de Interior. 

Tanto Ibarra como la concejala de Igualdad, Rebeca Peral, han insistido en la crucial importancia de un compromiso con el `Observatorio contra la Xenofobia y el Racismo´ para la canalización de denuncias y actuaciones contra este tipo de agresiones.

Una de dichas actuaciones consistirá en la promoción de un `Plan integral contra los delitos de odio´ en el que las distintas asociaciones y colectivos se coordinarán y aportarán sus puntos de vista en relación con un amplio espectro de áreas sociales como las de Educación, Servicios Sociales y Deporte, entre otras. “Este trabajo conjunto y el respeto de las reglas del juego del sistema democrático representan condiciones imprescindibles para la definitiva erradicación de este tipo de delitos”, ha dicho Peral.