Vitoria-Gasteiz, una ciudad ideal. Conócela en su mejor momento: el verano

El verano trae consigo temperaturas agradables y suaves. Y en Vitoria-Gasteiz (País Vasco) se disfrutan muchísimo, ya que la estación ofrece los mejores días para pasear, hacer deporte o descubrir una preciosa ciudad. La mejor opción es caminar por su Anillo Verde, que engloba seis parques, entre los que se encuentra el de Salburua, uno de los humedales continentales más valiosos de la Comunidad Autónoma. Tras el turismo, nada como una buena cena, un poco de relax en un spa o una relajada noche de sueño, servicios que ofrece Gran Hotel Lakua, el único cinco estrellas situado en el norte de la ciudad.

Vitoria-Gasteiz luce preciosa en verano. Son unos meses de temperaturas agradables que permiten hacer turismo por la ciudad disfrutándola en su mejor momento y captando toda su esencia. El turista que decida viajar hasta el País Vasco para conocerlo, no quedará indiferente, ya que podrá descubrir sus costumbres, historia, rico patrimonio artístico y cultural, gastronomía, etc.

Una visita merece su Anillo Verde, un conjunto de parques periurbanos con gran valor paisajístico y ecológico que se unen a través de corredores eco-recreativos. Sus 79 kilómetros -727 hectáreas actualmente- pueden recorrerse a pie o en bicicleta. Esta gran zona verde, compuesta por seis parques: Armentia, Olarizu, Salburua, Zabalgana, Zadorra y Errekaleor; la hace mantenedora de su título ‘Capital Verde Europea’, que ganó en 2012. Estos trabajos de restauración, iniciados hace 18 años, aún continúan para acondicionar nuevas zonas.

Cabe resaltar la mención de Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) que obtuvo Salburua y el río Zadorra, incluidos en la Red Natura 2000. El parque de Salburua, a su vez, fue declarado Humedal Ramsar de Importancia Internacional en 2002.

El tour por la ciudad obliga a detenerse unos instantes en este parque, el de Salburua, con 206 hectáreas. Se trata de uno de los humedales continentales más valiosos de la Comunidad Autónoma gracias a sus dos lagunas y en el que también hay un pequeño robledal. En él se encuentran dos observatorios de aves para conocer la riqueza natural del lugar y un Centro de Interpretación que realiza cursos, charlas, itinerarios guiados y exposiciones, entre otras actividades. Se han habilitado hasta 9 kilómetros de caminos para recorrerle de punta a punta y poder divisar las más de 200 especies que le visitan cada año. Como curiosidad, mencionar que el parque cuenta con la estancia del visón europeo, el mamífero más amenazado después del lince.

Se encuentra a tan solo 2,5 kilómetros de la Plaza de la Virgen Blanca, que bien merece una visita. Está integrada en su casco histórico, que fue declarado Conjunto Monumental en 1997 y que conserva intacto su trazado medieval. En esta ruta por su Almendra Medieval -término acuñado por la forma que tiene-, se podrá disfrutar de su gran muralla así como de las Cuatro torres: las iglesias de San Pedro, San Miguel, San Vicente y Santa María, entre muchos otros atractivos turísticos.

Para completar la ruta turística, se necesita un buen descanso y una buena cena. Todo ello se puede conseguir en Gran Hotel Lakua, el único cinco estrellas de la capital y situado al norte de la ciudad, en el barrio de Lakua. En su Restaurante Margoa se disfrutará de una deliciosa cocina local basada en los productos de temporada, de los tradicionales y mundialmente conocidos pintxos en su Café Garnier y de una copa de vino o un cóctel en su Piano Bar.

El establecimiento pone a disposición de los huéspedes también su Spa Relais Lakua para que se relajen en su sauna finlandesa, sus dos jacuzzis o su baño turco, así como con sus tratamientos de salud y bienestar. De igual forma, el hotel dispone de un gimnasio para los que prefieran hacer deporte y de amplias y cómodas habitaciones y apartamentos, totalmente equipados, ideales para las familias que viajen juntas. El hotel, además, se encuentra a tan solo seis minutos en coche -pueden alquilarse allí mismo- del Parque de Zadorra, desde donde se puede iniciar la visita al Anillo Verde para contemplar la esencia de Vitoria-Gasteiz.